Arroyo Limón, la comunidad indígena de Tuxtepec al rescate de sus tradiciones

-En el marco del Día de Internacional de los Pueblos Indígenas, esta comunidad fue sede de la sesión de cabildo.

Dora Timoteo

Tuxtepec, Oaxaca.- Poblada por habitantes de chinantecos de Ojitlán y Usila, la comunidad de Arroyo Limón es uno de los asentamientos en Tuxtepec con más población indígena, quienes actualmente tienen una mayor visibilización y van por el rescate de sus tradiciones.

Por su importancia poblacional indígena, con alrededor mil 600 habitantes, que en su mayoría son hablantes de una lengua indígena, fue elegida para que se realizara la sesión de cabildo de Tuxtepec en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Arroyo Limón, catalogado como comunidad indígena, recibe a sus visitantes con el letrero de “Bienvenidos”; muy poca población habla el castellano, predominando el chinanteco, y aunque están orgullosos de hablar una lengua, saben que se está perdiendo y por ello deben actuar.

La historia, contó Juventino Eusebio Castro, inició en el año de 1947 cuando un grupo de personas llegó a vivir a este lugar, llamándolo Las Palmas, sin embargo, coincidieron que no tenía lógica, por lo que al seguir caminando en la parte alta encontraron un árbol de limón cerca del Arroyo, y optando por cambiarle el nombre a Arroyo Limón, mismo que sigue conservando.

Sus habitantes originarios llegaron de los municipios de San Lucas Ojitlán y de San Felipe Usila, de esta región de la Cuenca, que tuvieron migración obligada por la construcción de la presa o en busca de trabajo.

Sus habitantes, se concentraron este martes en el salón ejidal, para ser testigos de esta sesión de cabildo, pero también para presenciar las diversas actividades que se prepararon para conmemorar este día importante para todos aquellos pueblos, que buscan seguir conservando su originalidad.

La canción del Cacao interpretada por unos niños de Ojitlán, adivinanzas y cuentos en chinanteco por maestros también de San Lucas Ojitlán y música con un grupo de San Felipe Usila, así como el baile flor de piña, fueron algunas de las actividades que se presenciaron, mismas que fueron acompañadas de un popo, un “caldo de paisano”, pero también de unas tortillas hechas a mano, platillos considerados un manjar para el paladar.

Durante la sesión, se reconoció a 7 personas que han hecho aportaciones importantes a sus comunidades pero también que han defendido su cultura y fueron Macarena Díaz Aguilar en medicina tradicional; Elías García Martínez como promotor cultural; Calixto Cruz Vázquez como gestor social, pero además se reconoció a Bernardino Jiménez Jiménez defensor de los Derechos Humanos; Reina Felipe Jiménez, como promotora cultural de la lengua chinanteca; así como Imelda Conde Hernández luchadora social y Luis Jacinto Roque.

Hoy la comunidad estuvo de fiesta, sus habitantes se vistieron de gala para celebrar este día, y recibir con los brazos abiertos a todos aquellos que llegaron, esperando que esto sea un aliciente para que poco a poco, puedan rescatar lo que han ido perdiendo como fueron sus fiestas patronales que celebraban en enero, y también “sonar el caracol”, para avisar cuando alguien fallecía o bien cuando se tenían que reunir.

Rescatar su lengua materna, es lo que quieren, pero para lograrlo, dijo Juventino Eusebio Castro, es necesario esforzarse aunque “nunca es tarde”, aseguró.

Por su parte el Presidente Municipal de Tuxtepec Irineo Molina Espinoza, señaló que este día es para reflexionar conmemorar, difundir y sensibilizar a ser tratados como iguales, además de que es para reconocer el esfuerzo de las personas que se han enfocado en defender la cultura.

Suscríbete a nuestro Boletín informativo

* campo requerido
/ ( mm / dd )

Comentarios

Escribe tu comentario