María Elena Ríos y Eufrosina Cruz, en la lista de las 100 mujeres más poderosas de México

-Cada vez, un mayor número de mujeres ocupa posiciones de liderazgo en las empresas, y también se han hecho de un espacio importante en la vida política del país y en sectores que tradicionalmente habían dominado los hombres. No obstante, México todavía tiene varias deudas pendientes en temas de inclusión.

Con información de FORBES

La primera vez que publicamos un listado de “Mujeres Poderosas” fue en 2012. Ese año, en México se inauguró la polémica Estela de Luz como parte de las celebraciones del bicentenario de la Independencia de México. También hubo elecciones presidenciales. Contendieron por el máximo cargo de representación de la República Josefina Vázquez Mota (primera vez que el Partido Acción Nacional postulaba para la presidencia a una mujer), Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri. En aquel año, también se inauguró la Línea 12 del Metro y Miguel Ángel Mancera tomó protesta como jefe de Gobierno del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Ese año, cuando comenzaron a escribirse las páginas de Forbes México, se tomó la decisión de publicar este ejercicio con el objetivo de visibilizar el liderazgo de las mujeres en diversos ámbitos de la vida nacional; dar a conocer cómo habían alcanzado posiciones profesionales relevantes, sus éxitos, también sus fracasos, y conocer cómo habían superado barreras. Ese primer listado (todavía de 50 mujeres) estuvo encabezado por alguien polémico: Elba Esther Gordillo. En aquel momento, era secretaria general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) y la mujer más poderosa de la política mexicana. Un año después fue acusada de lavado de dinero y fraude fiscal. Purgó parte de su condena en su domicilio, debido a problemas de salud. Este mismo año contrajo nuevas nupcias y ha expresado su intención de volver a la política. 

También formó parte de ese listado Carmen Aristegui, quien, en ese momento, iniciaba operaciones de su canal de noticias en internet, Aristegui Noticias. María Asunción Aramburuzabala ya era la mujer más rica de México (en ese momento, su fortuna alcanzaba los 2,000 mdd. Actualmente es de 6,180 mdd, de acuerdo con nuestro ranking de millonarios más reciente). Además, formaron parte de ese listado Marisela Morales, quien era encargada de la Procuraduría General de la República; Olga Sánchez Cordero, aún ministra de la Suprema Corte; y Cintia Angulo, que entonces presidía Grupo Alstom, entre otras mujeres que en aquel momento estaban haciendo la diferencia (y que hoy continúan marcando tendencia). 

La primera vez que convocamos a las mujeres para generar una fotografía grupal fue en 2013, en la Biblioteca de México, en la Plaza de la Ciudadela. Tener a poco más de 10 mujeres poderosas reunidas es un ejercicio excepcional y retador. Excepcional, porque es un deleite presenciar cómo surgen las conversaciones entre ellas y cómo, aunque perteneciendo a sectores tan diversos, inmediatamente intercambian contactos, hacen planes para reunirse y generar proyectos conjuntos. También es un ejercicio retador, porque no es fácil empatar las agendas de todas.

Frente a la lente de nuestro director de fotografía, Fernando Luna, han desfilado figuras como Arely Gómez, procuradora general de la República de 2015 al 2016 (actualmente es Contralora del Consejo de la Judicatura Federal); Samantha Ricciardi, quien en 2015 fue directora de BlackRock México; la actriz Karla Souza (protagonista de la película Voy a pasármelo bien); Mayra González, la primera presidenta y directora general de Nissan Mexicana (asumió el cargo en 2016 y, desde 2019, es directora general de Ventas Globales de Nissan en Japón); la actriz Ludwika Paleta, la cantante Eugenia León y la célebre escritora Elena Poniatowska, entre otras decenas de mujeres poderosas. 

En cada una de estas ediciones, en Forbes México hemos puesto de manifiesto los avances en temas de género en el país. Hemos dado cuenta de cómo las mujeres han ganado cada vez mayores posiciones de liderazgo en las empresas, en la vida política, cómo han incrementado su participación en la vida económica y en sectores que tradicionalmente habían sido dominados por hombres. También hemos hecho hincapié en los temas que obstaculizan el desarrollo pleno de las mujeres en el ámbito social y profesional. Hemos hablado de cómo la trata y el tráfico de personas afecta cada año a cientos de mujeres (de acuerdo con un reportaje publicado en El Economista, en el año 2020 se detectaron más de 620 víctimas de este delito), de cómo la pobreza sigue impactando severamente al género femenino (según el Coneval, en el año 2020, 44.4% de las mujeres en México se encontró en situación de pobreza, contra 43.4% de los hombres) y de cómo, aunque las mujeres alcanzan mayores niveles educativos, existe una brecha salarial de entre 27% y 30%. 


Sin duda, durante estos 10 años los cambios han sido notables. No obstante, hay muchos temas pendientes de género en el país. Entre ellos, uno de los más dolorosos es el feminicidio. De acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, en 2021 fueron asesinadas 3,750 mujeres y, en el mismo año, desaparecieron 10,032 mujeres, niñas y adolescentes. Esta realidad, imperiosa, definitivamente, tiene que cambiar. 

Suscríbete a nuestro Boletín informativo

* campo requerido
/ ( mm / dd )



Este espacio es para ti, anúnciate con nosotros.

Comentarios

Escribe tu comentario