Obesidad infantil en la Cuenca, la otra pandemia que ataca y aumenta

-En un año la obesidad y sobrepeso subió, afectando a casi mil menores. Pero la cifra negra puede ser mayor, ya que no todos los padres llevan a consulta a sus hijos para controlar su peso.

Dora Timoteo

Tuxtepec, Oaxaca.- Disfrazada de antojos y solapada por el confinamiento del covid-19, la pandemia de la obesidad infantil se filtró en cientos de hogares oaxaqueños atacando a nuestros niños y niñas; en la cuenca, este problema de salud incrementó en un 3 por ciento en el transcurso de un año.

La pandemia por el covid-19 provocó severos cambios en los hábitos de la población. De salir de casa para ir a la escuela, al trabajo o realizar actividades de recreación, pasamos a tomar clases y trabajar desde casa, lo que a su vez trajo cambios alimenticios que más que ayudarnos, afectaron en la salud de los infantes.

En el 2020 y lo que va de este 2021, México ha ocupado el primer lugar en obesidad infantil y el segundo país del mundo con más obesidad en adultos.
Pero en Oaxaca el panorama no es nada alentador, pues datos de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) indican que al cierre del 2018 el estado ocupa el primer lugar en obesidad infantil.

Sin embargo, durante la pandemia los Servicios de Salud de Oaxaca reportaron que en la región de la Cuenca del Papaloapan los casos de obesidad infantil aumentaron un 2.9% del 2020 al 2021.

El problema de la obesidad en Oaxaca llevó a que desde el Congreso Local se aprobara prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a los menores de edad, convirtiéndose en el primer estado en lograrlo. Pero de poco o nada ha funcionado.

La responsable del Programa de Atención a la Salud de la Infancia y la Adolescencia, de la Jurisdicción Sanitaria 03, Rocío Araceli González, informó que en el año 2020 del total de menores que iban a alguna consulta en los centros de salud y hospitales pertenecientes a los Servicios de Salud de Oaxaca, un 9.6% padecían obesidad, cifra que para el 2021, entre enero a junio, el porcentaje aumentó al 12. 5%, es decir un 2.9%.

El panorama actual en 22 municipios de la Cuenca no es alentador. 799 menores entre los 5 y 9 años padecen de obesidad, así como 139 menores de 5 a 9 años viven con sobrepeso; pero estas cifras pueden ser mayores, pues falta por contabilizar a los niños atendidos por el IMSS o ISSSTE.

CONSECUENCIAS Y RECOMENDACIONES

Las consecuencias que la obesidad infantil no sólo son problemas de salud física, también provoca afectaciones psicológicas, pueden ser inseguros y son blanco fácil para padecer bullying; además de ser más propensos a otros problemas de salud como cáncer.

Entre las recomendaciones ofrecidas por los Servicios de Salud se encuentra la vigilancia de los alimentos que ingiere el menor, evitar que al momento de comer vean televisión o un dispositivo móvil porque se distraen y no miden la cantidad de alimentos que consumen.

Evitar “premios” o “premios” que consisten en golosinas, frituras y bebidas azucaradas. Por el contrario, recomienda aumentar el consumo de verduras y que actividades al aire libre para reducir el sedentarismo que ha provocado entretenerse viendo el celular y la televisión.

OTROS RETOS

El maestro de educación física, Jarim Feria Juárez, expone que las clases en línea en esta materia lamentablemente no han tenido el impacto necesario para mantener activo a los niños, pues los menores no se sienten con el mismo ánimo de ejercitarse solos en casa.

Además, que ahora se enfrentan a problemas como falta de luz, el internet, o que los padres de familia no tienen el tiempo para que los menores tomen sus sesiones de educación física, y espacio suficiente en casa para activarse.

Desafortunadamente, en tiempos de pandemia o no, en Tuxtepec se carecen de espacios para que los menores se ejerciten y los pocos existentes se encuentran en malas condiciones, olvidados o sin mantenimiento, lo que se vuelve en otro reto que las autoridades deben cumplir.

Sin embargo, combatir la obesidad infantil es una tarea que implica la responsabilidad de todos, principalmente de nosotros como padres, iniciando desde casa.

Sólo son problemas de salud física, también provoca afectaciones psicológicas, pueden ser inseguros y son blanco fácil para padecer bullying; además de ser más propensos a otros problemas de salud como cáncer.

Entre las recomendaciones ofrecidas por los Servicios de Salud se encuentra la vigilancia de los alimentos que ingiere el menor, evitar que al momento de comer vean televisión o un dispositivo móvil porque se distraen y no miden la cantidad de alimentos que consumen.

Evitar “premios” o “premios” que consisten en golosinas, frituras y bebidas azucaradas. Por el contrario, recomienda aumentar el consumo de verduras y que actividades al aire libre para reducir el sedentarismo que ha provocado entretenerse viendo el celular y la televisión.

Suscríbete a nuestro Boletín informativo

* campo requerido
/ ( mm / dd )

There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario