Nueva obra de bulevar Bicentenario, no cubre mega bache que provocó la muerte de una mujer en Tuxtepec

-Tras fatídico accidente, el gobierno municipal anunció que gestionó la rehabilitación de ese tramo carretero con una inversión de 10 MDP, sin embargo, no cubre el mega bache. Mientras que otros ciudadanos tapan con tierra otros hoyos en el camino.

Ángel Camarena

Tuxtepec, Oaxaca. – Luego del terrible accidente en donde una mujer perdió la vida al tratar de esquivar un mega bache sobre el bulevar Bicentenario, en Tuxtepec, el gobierno municipal anunció que se pavimentaría la zona, sin embargo, al comenzar la obra la parte dañada del asfalto sigue sin cubrirse.

Ante el accidente fatal, el gobierno de Tuxtepec fue tundido en redes sociales, pues desde hace varios meses la carretera federal 175, que conecta con el estado de Veracruz, presenta pésimas condiciones y su tránsito es un pesar.

El edil, Noé Ramírez Chávez anunció la semana pasada sobre la rehabilitación del camino como parte de un proyecto en curso con el recurso de CAPUFE, con el que anteriormente se pavimentó una parte, y ahora se invertirían 10 millones de pesos para otro nuevo tramo, sin precisar la extensión que cubriría, pero dio a entender que se cubriría la zona del “mega bache” que causó el accidente.

Sin embargo, los trabajos que hasta este momento se ejecutan sobre la carretera federal comprende un tramo aproximado de 566 metros, quedándose a unos 150 metros de cubrir los hoyos que ya le arrebataron la vida a una mujer.

Esta carretera que es la entrada principal a Tuxtepec, el segundo municipio más importante de Oaxaca, pero con nefastas condiciones en la carpeta asfáltica, en la que la primera impresión es un camino minado por baches y hasta con llantas a mitad de camino que sirven de advertencias viales.

Este viernes TVBUS realizó un recorrido para verificar el tramo en el que se trabajaba, en el cual constató la situación que prevalece, pero también sobre la labor de ciudadanos que por cuenta propia tapan con tierra varios hoyos que se ubican a pocos metros del paso de la caseta de Capufe, o del puente “Caracol”.

Son ciudadanos que ante la difícil situación también pueden ganarse unos cuentos pesos, y aunque su labor no es la solución, fungen como un paliativo ante las precarias condiciones viales y falta de acción de las autoridades.


Este espacio es para ti, anúnciate con nosotros.

Comentarios

Escribe tu comentario