Chinantecos al rescate del café en la Cuenca de Oaxaca

-En la comunidad de Cerro Armadillo Grande en Valle Nacional, existe la mayor cantidad de productores del grano, quienes hoy luchan por continuar con el legado de sus ancestros para no dejar morir al café ante plagas y nuevas actividades agrícolas.

Alex Morales

Valle Nacional Oaxaca:- La roya en los cafetales de la zona alta de la chinantla, en la región de la Cuenca, transformó la vida de los pobladores de Cerro Armadillo Grande en el municipio de Valle Nacional.

Vencer la plaga se convirtió en el reto más importante para la comunidad, la cual hoy levanta sus cultivos con dedicación en busca que su grano vuelva a ser la principal fuente de ingresos para las familias y sea reconocido en todo el estado.

Cerro Armadillo Grande está considerada como la segunda comunidad más grande de Valle Nacional con alrededor de mil 800 habitantes, de los que cerca del 50 por ciento de los productores dejaron sus cultivos de café ante el desastre que ocasionó la roya.

Devastados por las pérdidas, convirtieron sus campos en praderas y potrero para la ganadería, una actividad que se ha desarrollado en los últimos años y que ha dejado buenos ingresos a quienes le apostaron a este sector.

Sin embargo, desde el 2015, un joven fue visionario y buscó rescatar la actividad de cultivar café, ya que durante décadas fue el sustento de sus ancestros y eso había creado un modo de vida para las próximas generaciones.

Y es que de no haber sido por la roya, este pueblo que contaba con más de mil hectáreas de cultivo, hubiera sido un referente potencial en la producción de café.

El productor Juan David José Santiago decidió bajar un proyecto de un vivero, donde a base de sus conocimientos y de expertos en saneamientos de plantas, buscó mejorar las plantaciones para ser más resistente a la plaga, como es el caso de las plantas Robusta, Colombia y Costa Rica, lo cual le devolvió la confianza a su gente y que hoy en día vuelven a cultivar en sus campos para producir granos de la mejor calidad.

El también Agente de Policía agregó que esto ha despertado el interés de los jóvenes ejidatarios de su comunidad para reactivar el campo y lograr ser un café de calidad que compita con otros del estado.

Juan David Santiago aseguró que anualmente producen alrededor de 20 mil plantas mejoradas y esto les ha dado la posibilidad de venderlas a otras regiones del estado, que se han mostrado interés en adquirir estas variaciones.

A tan solo 5 kilómetros de Cerro Armadillo se encuentra la comunidad de Rancho Grande, otro pueblo chinanteco con potencial en la producción y venta de granos de café orgánico, por lo que aseguró que también busca asesorarse con los productores de ese lugar para impulsar y detonar su producción, con la misma calidad de uno de los pueblos con mayores productores de granos en la región de la cuenca del Papaloapan.

Cabe señalar que en los últimos años Oaxaca a ocupado el cuarto lugar a nivel nacional con una producción de 66 mil toneladas de café, en una superficie de 139 mil 674 hectáreas, teniendo un ingreso superior a los 314 millones de pesos de acuerdo con los datos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (SEDAPA).

Aunque la ruta en el rescate del café va bien, aún existe preocupación en lo que respecta a la ganadería, pues se registra un incremento de personas interesadas en esta actividad y por crear grandes potreros que han deforestando grandes cantidades de bosques, lo cual aseguró que esto creará un impacto ambiental que afectaría a todos en el futuro.


There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario