Silenciosa y voraz invasión de la calle Aldama de Tuxtepec, con más de 40 ambulantes

Ángel Camarena

Tuxtepec, Oaxaca.- A la vista de todos, con sigilo y sin control, el comercio informal se apoderó de la calle Aldama, en pleno centro de Tuxtepec.

El paso peatonal y vehicular se reduce cada vez más conforme pasan los meses.

Es la calle Aldama una extensión del ambulantaje que desde hace décadas invadió la calla de Matamoros. Es esta calle, entre las avenidas independencia y Carranza (cuatro cuadras) donde 43 puestos han encontrado una plaza.

Aunque desde hace varios años existen un par de puestos, principalmente con venta de pollo, en al menos los últimos tres años otros más se han apoderado de la calle.

En un recorrido realizado por TVBUS se constató el panorama del comercio en vía pública en esta calle. Son vendedores en carretilla que han tomado un pedazo de la calle para estacionarse; puestos con estructura con venta de fruta, botanas, juguetes.

Unos más aprovecharon la demanda de cubrebocas y otros se instalaron hasta con tanque de gas, pese a los riesgos que eso implica para toda la población.

Y para colmo, o tal vez en defensa de ellos mismos, varios comercios establecidos, sobre todo verdulerías han hecho una especia de “ampliación” hacia la banqueta y el arrollo vehicular.

Las omisiones sobre regular el comercio en la vía pública dieron paso a que pequeños puestos que iniciaron con una mesa, ahora son puestos semifijos con estructura metálica e incluso obstruyendo rampas.

Como ocurrió con el ubicado en la esquina de Aldama y 5 de Mayo, en el que, ante la necesidad de incrementar sus ingresos, sus comerciantes han incluido otros giros en sus ventas.

El caso es aún más grave entre las avenidas de 5 de Mayo y Libertad, donde de forma voraz el comercio ambulante se ha comido la calle. Donde la autoridad vial sí puede retirar a los vehículos, pero la autoridad municipal no ofrece mejores condiciones para los vendedores.

Los tuxtepecanos poco a poco, con desagrado, se han acostumbrado a este escenario, donde es difícil circular, a pie o en vehículo, y donde cada vez más seguido los malos olores acompañan el recorrido, pues las alcantarillas se colapsan y la basura es parte de la imagen cotidiana.


There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario