Incendio, cambia la vida comercial de la Central de Abastos en Oaxaca

-Locatarios hablan de 300 locales afectados en su totalidad, autoridades reportan alrededor de 200

De la Redacción

Tuxtepec, Oaxaca.- Es el punto clave que concentraba, hasta hace unos días, un sinfín de idiomas, costumbres y sobre todo productos de las diferentes regiones, en su mayoría comestibles, formando un mosaico multicultural, pero  en las últimas horas un incendió cambio la vida comercial de la Central de abasto.

Hace unos días, el Presidente de Oaxaca Oswaldo García, declaró que la central de abastos era una zona de  alto riesgo de contagio de covid, sin duda esto provocó que algunos locatarios decidieran cerrar, y que a su vez empezaran los robos y saqueos, pero la noche de este miércoles inició un incendio, que consumió en su totalidad, alrededor de 200 locales, según versiones del Director de Bomberos Manuel Maza Sánchez, y 300 según la versión de los locatarios.

Cerca de las 8 y media de la noche, solicitaban el apoyo de los bomberos argumentando que un puesto se incendiaba, minutos más tarde el fuego que inició en la zona de las artesanías y ropa típica, había avanzado, fue necesaria la  presencia de los bomberos no solo de la capital, sino también de Xoxocotlán, San Jacinto Amilpas, Tlalixtac de Cabrera, Santa Lucia del camino  y de Tlacolula, pero además de elementos de protección civil de varios municipios conurbados.

Mientras más pasaba el tiempo, eran más las pérdidas millonarias, eran más los puestos que se consumían, pero también eran más lo que se sumaban, entre éstos los locatarios que con cubetas intentaban apagar el fuego, y así evitar que las llamas consumieran su patrimonio, el que les ha costado muchos años.

Las llamas, alcanzaron uno de los locales, que tenía pirotecnia, y lo que provocó que quienes ayudaban corrieran entre los angostos pasillos, llenos de agua. Alrededor de 6 horas después de que inició el incendio, a través de un twit el Gobernador Alejandro Murat, informaba que el fuego estaba controlado.

Sin embargo hasta la madrugada de este jueves los bomberos seguían en el lugar, sofocando las llamas que aún quedaban, y poco a poco iban llegando los locatarios, tratando de rescatar lo poco o mucho que había quedado en sus locales, otros molestos porque perdieron su patrimonio, y otros más sin perder la esperanza de recuperar lo que quedó en cenizas.

Hasta las primeras horas de este jueves, con la luz del sol, se podían ver las perdidas, sin duda millonarias, pero también se podían ver productos quemados, entre las cenizas y el escombro, principalmente de las zonas de artesanías, canastos, la rampa y los comedores, que fueron las afectadas.

Y en medio de la tragedia para unos, otros, los que no resultaron afectados abrieron sus negocios en el área de bodegas, como cualquier día.

Ahora los locatarios reclaman a las autoridades la falta de seguridad, pero sobre todo esperan que los apoyen tras perder de la noche a la mañana su patrimonio.


There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario