Años de esfuerzo y de generaciones, se hicieron cenizas

-Algunos comerciantes de la central de abasto lo perdieron todo, en el incendio que devoró cerca de 200 locales

Jorge Acevedo

Tuxtepec, Oaxaca.- El esfuerzo de toda la vida se fue a la basura, lo consumieron las llamas, estamos desesperados, no sabemos qué hacer, narra una de las locatarias del mercado de abasto que resultó afectada por el incendio de este miércoles por la noche, algunos comerciantes heredaron esos puestos de sus padres y hoy están convertidos en cenizas.

Molesta por la pérdida de su patrimonio, dijo que con el incendio se evidencían las malas decisiones que ha tomado el Presidente Oswaldo García Jarquín, primero al querer cerrar el mercado de abasto y después por no poner vigilancia bajo el argumento de que no expondría a los elementos de la policía municipal, aún cuando los locatarios se lo pidieron.

Otra locataria, con la voz quebrada pero con determinación, pidió a las autoridades que tomen cartas en el asunto, que se investigue a fondo, pues muchas familias dependen de sus ventas, como dice el refrán “muerto el niño a tapar el pozo”, los locatarios piden que se tomen las medidas se seguridad y prevención necesarias, porque cuando llegaron los bomberos, no había espacio suficiente para maniobrar.

También agradeció el apoyo, el valor y esfuerzo del cuerpo de bomberos de la ciudad de Oaxaca, de los municipios conurbados y de todas las personas que trabajaron durante varias horas pasa apagar las llamas que minuto a minuto, segundo a segundo iban consumiendo sus productos y sus patrimonios.

Uno de los afectados reafirmó lo dicho por su compañera locataria, que esto se veía venir, incluso recordó lo que antes les había comentado el comandante de los bomberos de Oaxaca, que la central de abasto era una bomba de tiempo y que la invasión de los pasillos tiene nombre y se llama “corrupción”.

Con voz enérgica, demostrando dolor y coraje al mismo tiempo, dijo que este es el momento de que aparezcan aquellas personas que se hacen llamar líderes, esos mismos que vendieron los espacios, que la noche del miércoles, obstaculizaron la labor de los bomberos y que convirtieron al mercado de abasto en una bomba tiempo que explotó y que dejó como saldo millones de pesos en pérdidas materiales.


There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario