Impacto económico del Corredor Interoceánico del Istmo y el Tren Maya, mayor al del Canal de Panamá

Con fuente CortaMortaja

Así lo anticipa el estudio denominado Territorios Mayas en el Paso del Tren: Situación Actual y Riesgos Previsibles, elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en colaboración con académicos e investigadores de entes como el Colegio de la Frontera Sur, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otros.

El documento establece que el Tren Maya y el corredor interoceánico son parte de un gran proyecto de infraestructura y ordenamiento económico y poblacional en el sur-sureste del país, que abarca desde la península de Yucatán hasta el puerto de Salina Cruz, Oaxaca, pasando por Coatzacoalcos, Veracruz.

“El Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec están articulados por la conexión de las ferrovías y carreteras, por la red de puertos y por las actividades económicas proyectadas para la zona, particularmente el traslado de carga y los procesos de manufactura previstos o previsibles”, se lee en el documento.

“Dicha articulación convertiría a la zona en un hub de competencia mundial equivalente al de Panamá”, según el estudio, esto implicaría que un tramo del Tren Maya “se vería impactado por un nivel de tránsito de mercancías nunca antes visto en la región, equivalente al de Panamá o posiblemente mayor, dada la cercanía de esta zona con las mayores economías del mundo: Estados Unidos, la cuenca del Pacífico y la Unión Europea”, detalla.

Entre las ventajas que ofrecería el circuito Tren Maya y el corredor interoceánico se menciona la infraestructura de paso entre bloques económicos, la cual disminuiría los costos de bajar hasta Panamá y la facilidad en el traslado entre regiones de los propios Estados Unidos, sin tener que atravesar las Montañas Rocallosas.

“La región combinada por los dos megaproyectos (Tren Maya y corredor interoceánico) coincide con la ubicación de los yacimientos petroleros del país y con una buena parte de los mineros; abarca las áreas de mayor biodiversidad y de mayor número de endemismos, con condiciones ambientales y de generación de vida únicas en el mundo; y engloba la mayor riqueza cultural del país, milenaria, invaluable e irreproducible, con 44 grupos etnolingüísticos diferentes, de un total de 62 en el país.

La riquísima región del sur-sureste, con estos megaproyectos, será una ruta de paso estratégica para el mercado mundial”, indica el reporte.

Manejo de combustibles

En una entrevista previa, Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), adelantó que el Tren Maya no sólo tendrá una estación de pasajeros en Cancún, sino que ya está decidido que tendrá una terminal industrial cuyo propósito será el manejo y almacenaje de combustible para abastecer de turbosina al Aeropuerto Internacional de Cancún.

Aseguró que el negocio de abastecimiento de combustible a Quintana Roo representa un negocio de más de 12,000 millones de pesos anuales y es de hecho uno de los componentes de mayor rentabilidad del proyecto férreo.
La terminal se ubicará a la altura de la actual Central de Abastos de Cancún, sobre el bulevar Colosio, a 5 minutos de la terminal aérea.

Será una inversión de particulares y una de las soluciones que propone el Tren Maya para el abastecimiento no sólo del aeropuerto, sino de gasolina y diésel a Cancún para vehículos automotores.

Por ello, el tramo Cancún-Tulum será de doble vía para aprovechar la demanda que supone esta zona en términos de combustible, explicó Jiménez Pons.

Definición

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el Tren Maya es el más importante proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo del presente sexenio.

Tendrá un recorrido de más de 1,525 kilómetros; pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, e interconectará las principales ciudades y sitios turísticos de la península de Yucatán.

La mayor parte de su ruta pasará por derechos de vía ya existentes, como vías férreas, carreteras y tendidos eléctricos, y requerirá de alrededor de 150,000 millones de pesos.

Por su parte, el eje del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec será el Corredor Multimodal Interoceánico, que aprovechará la posición del istmo para competir en los mercados mundiales de movilización de mercancías, a través del uso combinado de diversos medios de transporte.

En este marco se modernizará el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, los puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca, para que puedan ofrecer servicios de carga, transporte, almacenaje, embalaje y servicios logísticos diversos; se fortalecerá la infraestructura carretera y de caminos rurales y la red aeroportuaria, y se construirá un gasoducto para abastecer a empresas y consumidores domésticos.

A lo largo del recorrido entre ambos océanos se crearán zonas libres para atraer inversiones del sector privado, las cuales se dotarán de infraestructura y se garantizará el abasto de energía, agua, conectividad digital y otros insumos básicos para cubrir las necesidades de las empresas y de la población trabajadora.

En los 76 municipios oaxaqueños y veracruzanos involucrados en este programa se disminuirán el IVA y el ISR y se ofrecerá combustible a precios reducidos.


There is no ads to display, Please add some

Comentarios

Escribe tu comentario