Home » Policíaca » Anayeli de 19 años, es hallada muerta en una barranca en Veracruz

Anayeli de 19 años, es hallada muerta en una barranca en Veracruz

SIN EMBARGO

Anayeli Torres Morales, estudiante de enfermería de 19 años, que se encontraba desaparecida desde el pasado viernes, fue encontrada muerta en el fondo de una barranca, debajo de un puente, en los límites de los municipios de Coscomatepec y Calcahualco, en Veracruz.

La joven estudiaba enfermería en la Universidad Politécnica de Huatusco, y vivía en Coscomatepec. Su feminicidio ha provocado la indignación del pueblo. Personas cercanas a ella la describen como una joven alegre, risueña, que soñaba con ser enfermera y ayudar a los enfermos.

Publicidad

El cuerpo fue hallado la tarde del domingo, a más de 40 metros de profundidad, debajo de un puente en los límites de Coscomatepec y Calcahualco,. En la zona corporaciones de emergencia, bomberos, Protección Civil y autoridades quienes con cuerdas bajaron al barranco para rescatar el cuerpo.

La tarde del viernes, Anayeli Torres salió de su casa para ir a visitar a una amiga, en la calle Independencia y avenida Nicolás Bravo, en el centro de Coscomatepec, y ya no volvió.

Sus familiares empezaron a buscarla desde ese día. A través de las redes sociales, con el apoyo también de sus amigos, pidieron ayuda para encontrar a la joven.

“Comenta su familia que salió a la casa de su amiga, pero ya no regresó, fue alrededor de las 22:15 horas cuando fue vista por última vez, vestía un pantalón de mezclilla azul marino, sudadera gris con negro y tenis blancos, como seña particular tiene un tatuaje de una corona en la parte alta de la espalda, con las siglas P.R.E.A.A. Cualquier dato que tengan sobre su paradero favor de comunicarse al 273-122-2296 o 273-130-9553. Favor de compartir. Gracias”, indicaba el mensaje, que fue acompañado de la fotografía de la joven.

Anayeli salió de su casa para visitar a su amiga; nunca regresó. Foto: BlogExpediente

El hecho provocó indignación de conocidos, amigos y vecinos de la joven, quienes condenaron los hechos y convocaron a una marcha para exigir seguridad al Gobierno. Apenas, la semana pasada, otra joven fue asesinada y arrojada a las aguas del río Jamapa, a la altura del puente de la carretera Paso del Macho-Zentla.

“Salgamos a las calles de Coscomatepec a exigir justicia, mejores garantías para nuestros ciudadanos. Hoy Anayeli fue encontrada muerta, a medio año de la presente administración de Serafín González Saavedra hemos visto la inseguridad en aumento. Por ti y tu familia salgamos a exigir lo que el gobierno debe de darnos: seguridad. Te esperamos este próximo domingo a las 10 de la mañana en el parque central”, señaló el mensaje que ha sido difundido en los últimos días.

Amigos y conocidos de la estudiante también exigieron justicia a través de redes sociales utilizando el hashtag #EnCoscoNiUnaMasNiUnaMenos”.

Amigos de la joven universitaria también han escrito diversos mensajes de condena por el crimen: “Me sumo al dolor que se vive en estos momentos en Coscomatepec, me sumo a levantar la voz por quien ya no puede hacerlo, a poner un hasta aquí como pueblo, me sumo a preocuparme por el vecino, amigo, conocido, colega de trabajo, compañero de escuela, etc., me sumo a hacer un cambio a lo que se está viviendo. ¿Cuándo en Coscomatepec iba a pasar esto? ¿Cuándo tenías que limitarte a no divertirte? Seas hombre o mujer”.

“Ana, no tuve el placer de ser tu amigo, sé que estás en un lugar mejor pero aún no era tiempo de ello, y no te culpo a ti Ana, tú no tienes la culpa por querer divertirte, por querer disfrutar de tu juventud, por querer salir con tus amigos, por querer vestirte como tú quisieras, por querer llegar más tarde de lo normal a tu casa porque estabas pasando un rato agradable, por querer regresar caminando a casa. No sé si la culpa es de las autoridades por no hacer nada con la maldita inseguridad que se vive hoy en día en Cosco y ni la p… cara dan, si es mía porque si te llegué a ver sola algún día no te acompañé a tu casa, solo sé que tu culpa nunca fue, tú solo disfrutabas de tu juventud sin hacer daño a nadie”, se lee en otro de los mensajes.

SUMAN DOS FEMINICIDIOS EN DÍAS RECIENTES

El pasado miércoles 6, una empleada de un restaurante de Paso del Macho y madre de dos niñas fue asesinada, degollada y arrojada a las aguas del río Jamapa, a la altura del paraje Cuatro Caminos, cerca del puente de la carretera Paso del Macho-Zentla, donde apareció su cuerpo flotando y maniatado.

La víctima fue identificada como Jennifer Pachuca Solís, de 22 años, quien era empleada del restaurante “Los Chucumites” de Paso del Macho, de donde salió de trabajar alrededor de las 21:30 horas del martes, pero ya no llegó a su casa.

Ese día, elementos de la Policía Municipal y personal de la Fiscalía regional arribaron a la zona para tomar conocimiento de los hechos.

El hallazgo lo realizaron pobladores de la localidad Rincón Mariano, quienes, al caminar a orillas del río, observaron a lo lejos el cuerpo de una mujer que flotaba en las aguas, por lo que al momento dieron aviso a la Policía, a través del servicio de emergencia 911.

LO DETIENEN POLICÍAS Y DESAPARECE

Se cumple una semana desde que Cristian Román Andrés Barriga, de 37 años de edad, presuntamente fue víctima de desaparición forzada a manos de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la entidad.

El vecino de Ciudad Olmeca, en Coatzacoalcos, habría sido detenido el lunes pasado por personal de la SSP, que cuidan el sector poniente de Coatzacoalcos, en el fraccionamiento de interés Social Gaviotas.

Según la versión de testigos de los hechos, denunciada por su esposa María del Carmen Mateo González ante la Fiscalía, la víctima se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando intentó abrir un taxi que se encontraba estacionado sobre la calle Panteras.

El dueño del auto denunció a la policía los hechos por lo que al lugar arribó una unidad de la SSP quien habría detenido a Cristian. El número de la unidad no fue anotado. En el reporte de la desaparición, se describe que el joven vestía pantalón de mezclilla deslavado, azul, y una playera tipo spor blanco, con estampados en el frente.

Los hechos ocurrieron a la 1 de la madrugada del lunes pasado, afuera de la casa marcada con el 132 de Panteras. En la información que fue aportada a la esposa se establece que la patrulla fue vista a la hora mencionada, y con una persona con las características de Andrés Barriga abordo.

Sin embargo, Cristian no fue presentado ante los separos. Esto fue denunciado por la esposa, la madre del detenido y algunos de sus familiares ante el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el pasado 6 de junio, dos días después de la desaparición.

La mujer se plantó ante el mandatario en el mercado Morelos, al cual acudió a comer antes de sostener una reunión de Salud con el secretario Irán Suárez Villa.

La afligida mujer le rogó al mandatario hacer lo posible para localizar a su marido, que es padre de dos hijos, de 14 y 16 años de edad.

Contó que su esposo se ganaba la vida de chofer de un familiar, y que el día de los hechos, se encontraba tomado, “se había ido a echar unos tragos, y se confundió, pensó que el taxi era el que manejaba antes, y lo quiso tomar”, relató.

El dueño de la unidad salió a ver lo que pasaba, y tuvo un altercado, por lo que llamó a la policía, y nunca más se supo de él.

Tras denunciar su caso ante el mandatario estatal, la Fiscalía Regional recibió a la mujer para formalizar la denuncia. A una semana de los hechos, se la ha pasado visitando el forense, hospitales y otros lugares en donde pudiera estar.

“Mi esposo siempre se echa sus tragos, pero nunca falta a dormir a la casa. He ido a la morgue, pero no me dejan ver los cuerpos que tienen ahí, me dicen que no es”, contó.

Incluso, en al menos en dos ocasiones, se ha parado en la escena del delito donde aparecen cadáveres en Coatzacoalcos con la esperanza de localizar a su pareja.

Con 18 años de casados, cuenta, nunca había pasado por un trance tan desgastante. Sus hijos a diario le preguntan qué pasará con su padre, y no duermen bien esperando a que de un momento a otro cruce la puerta para abrazarlos.

“Ya ha pasado mucho tiempo, no sé si él esté con vida”, dice.

Hasta ahora ni la Fiscalía General del estado ni la SSP se han posicionado sobre el tema. Sin embargo, otras versiones en torno al caso de Cristian Román Andrés Barriga apuntan a que la noche en que desapareció, el dueño del taxi lo acusó de intentar robarse la unidad en cuestión.