Home » Cultura » Javier Bardem se embarca para recoger plástico del mar

Javier Bardem se embarca para recoger plástico del mar

Una empresa fabricará con los desechos gafas de sol dentro de una campaña para frenar la contaminación de las aguas marinas

EL PAÍS

Madrid.- Javier Bardem ha pasado este mayo por Cataluña para subirse por unas horas a un barco que atraca en el puerto de Blanes y recuperar plástico del mar con el que una empresa fabricará gafas de sol con el objetivo de frenar la contaminación de las aguas marinas.

Publicidad

Bardem ha demostrado su conciencia medioambiental con contribuciones a campañas como la que Greenpeace desarrolla en el Antártico y, ahora, se ha desplazado a Girona para dar testimonio de la basura que se acumula en el Mediterráneo.

“Hemos estado un par de horas en el mar, han tirado la red y ha salido de todo, desde balones a tuberías, banderines, botellas, pelotas de golf o redes viejas que tardan 300 años en descomponerse”, ha explicado a EFE el actor en el momento de bajarse del barco.

“El panorama que viene es muy desolador: en 2050 habrá más plástico en el océano que peces y, ahora, parece ciencia ficción, pero los pescadores con los que he estado, que saben y conocen la realidad, dicen que es verdad”, añade. Javier Bardem advierte con ejemplos como que “no se puede estar en diciembre en Madrid en manga corta” como él ha estado y subraya que “esto no pasaba hace 25 años”.

La confianza en las nuevas generaciones le ayuda, pero precisa que es “responsabilidad” de la suya y de las precedentes que la juventud herede “un mundo más amable de lo que puede ser en 20 años y eso sólo se consigue poniéndose a ello ahora”.

Junto a Bardem, François van den Abeele ha estado también en Blanes y ha explicado que Sea2See es su reacción después de ver que “el mar se está muriendo, que está plastificado”. La empresa está presente en una treintena de puertos catalanes, que recogen una tonelada diaria de basura de las aguas. “Esa cantidad es poca”, señala Van den Abeele cuando ve la cara de sorpresa de sus interlocutores y lo justifica en que procede únicamente de la costa catalana.

Por último al mundo de la moda, al que señala como uno de los más contaminantes, a intervenir y lanza un mensaje especialmente duro: “Hoy día sabes el color de la temporada que viene con imágenes de satélite al ver el de los ríos en China a causa de los tintes”.