Home » Tecnología » ¿Cuánto dura una llanta?

¿Cuánto dura una llanta?

llantastic.com

Ciudad de México.- Esta es una pregunta muy frecuente de todos los conductores y propietarios de vehículos, cuando les toca comprar llantas, la durabilidad de una llanta se promedia en kilometraje y oscila entre 45.000 Km y 60.000 Km., sin embargo, existen varios factores que entran al escenario y que pueden alargar la vida útil de la llanta o sencillamente disminuirla.

La vida útil de una llanta no sólo depende de su nivel de desgaste. Esto significa que, aunque no hayan recorrido un kilometraje elevado; ya sea por el poco uso que le llegaras a dar a tu coche o por cualquier otra circunstancia, sus compuestos están diseñados para funcionar idealmente por un máximo de 5 años; es muy importante que sepas que manejar con llantas que superen éste tiempo puede poner en riesgo tu seguridad.

Publicidad

¿COMO SABER LA FECHA DE FABRICACIÓN?

El DOT (Departamento de Transporte por sus siglas en inglés), nos brinda información acerca de la fecha de creación de nuestra llanta y así podemos determinar cuando ya no puede servirnos; en el costado de tu llanta encontrarás las siglas el DOT, este es un requerimiento que toda llanta debe tener para cumplir con los requisitos de comercialización y está conforma por 3 puntos:

1) Primer grupo de dígitos – Código de Planta y Fabricante y Tamaño de la llanta.

2) Siguientes 4 dígitos – Símbolos opcionales utilizados por el fabricante para identificar otras características significativas.

3) Últimos 4 dígitos – Indican la semana y el año de producción.

LAS LLANTAS CADUCADAS.

Las llantas están hechas de una serie de materiales que con el tiempo pierden su elasticidad, y esa elasticidad es la que en buena medida permite que nos agarremos al terreno; el envejecimiento del caucho puede variar dependiendo de las condiciones a las que se haya sometida la llanta, algunas condiciones pueden hacer que la llanta caduque antes.

En todo caso, se considera que una llanta usada que tenga más de cinco años de edad es un llanta que se puede tirar a la basura, por muy profundo que tenga el dibujo de su banda de rodadura y por muy limpio de cortes que lo veamos, cuando la llanta pierde elasticidad, se endurece, y si se endurece, no se agarra al asfalto e incluso puede ser que se le rompa la estructura al rodar, lo que puede provocar graves accidentes.

LOS INDICADORES DE DESGASTE.

Lo más rápido para comprobar el desgaste de las llantas es utilizar los testigos de desgaste que éstos tienen, los hay de distintos tipos, pero los más frecuentes utilizan unos pequeños tacos en los surcos de la banda de rodadura, de forma que cuando el dibujo del neumático llega a ese indicador, es señal de que el neumático ha alcanzado el límite legal de utilización de 1,6 milímetros.

Es importante que consideres que los neumáticos pueden desgastarse de forma irregular por muchos motivos –principalmente por llevar unas presiones inadecuadas, pero también por una dirección desalineada o unas cotas de suspensión desajustadas–, y podemos encontrar el caso de que una parte de la banda de rodadura esté lejos de ese límite de 1,6 mm, mientras que en otra se alcance o incluso se supere.

Localizar un desgaste irregular a tiempo puede alertarnos de un problema en la alineación de las ruedas o en los amortiguadores, además de avisarnos de que ha llegado el momento de rotar las ruedas de posición, alargando así su vida útil.

Sin importar que tan nuevas veas tus llantas, debes revisarlas constantemente tanto en los indicadores de desgaste como en la fecha de fabricación; es por tu seguridad.