Home » Istmo » Afectados por el sismo llevan 4 meses sin hogar en el Istmo

Afectados por el sismo llevan 4 meses sin hogar en el Istmo

-Afectados han avanzado 30 y 50% de reconstrucción
EL UNIVERSAL
Oaxaca, Oaxaca.- Los escombros por algunas calles del centro de la ciudad no permiten a los juchitecos olvidar su desgracia, esa que dejó sin hogar a más de ocho mil personas.

Casas apuntaladas y colapsadas dan fe de que la reconstrucción está lejos de terminar en un par de meses; terrenos baldíos con casas de lonas son la imagen más común.

A pesar del colapso de la infraestructura de todo el complejo arquitectónico del palacio municipal y el mercado público, la actividad económica que se genera alrededor de ella  sigue su rumbo “normal”.

Al menos, en diciembre y la primera semana de enero, hasta los días domingo, la venta y compra de productos dan la impresión de que nada cambió, aunque los daños de los inmuebles que resguardan negocios dicen lo contrario.

Publicidad

Los visitantes no tienen que alejarse tanto del centro de la ciudad para tener una idea de los daños que dejó el sismo de magnitud 8.2 el 7 de septiembre de 2017.

Publicidad

En cada manzana, entre cinco a siete inmuebles —de un total de 50— quedaron reducidos a escombros o están apuntalados, muy pocos comenzaron a ser reconstruidos; los que están en esta etapa llevan entre 30% y 50% de trabajos, casi todos están cercados con malla ciclónica.

Gonzalo Hernández Santiago es uno de los que esperan construir su casa luego de cuatro meses. Él y su familia aceptaron la propuesta de Grupo Carso de tener una vivienda de cuatro por 12 metros a cambio de su tarjeta Fonden por 120 mil pesos; por ello, sigue esperando los tiempos de la empresa porque no tiene otra opción.

“Llevamos cuatro meses esperando. La empresa nos dijo que el problema son los materiales y el personal para levantarla; aunque ya los topógrafos  trazaron la casa y abrieron los canales en la tierra, aún no comienzan”, refirió.

“Ya estamos desesperados, cansados de vivir debajo de las lonas, con el viento y el polvo, pero no tenemos de otra, ya esperamos cuatro meses, esperar unas semanas más ya es lo de menos”, explicó este comerciante de comida.

Publicidad

Comentarios

Escribe tu comentario