Home » Opinión » Masca la Iguana Tuxtepec: el recuerdo amargo de Toledo

Masca la Iguana Tuxtepec: el recuerdo amargo de Toledo

El gesto de amargura del hombre es, con frecuencia, sólo el petrificado azoramiento de un niño.
Franz Kafka (1883-1924) Escritor checoslovaco.

Luis Fernando Paredes Porras

Corrí el riesgo de hablarle depués de darle alcance en una de las calles del centro de la ciudad de Oaxaca. Su paso acelarado movía el péndulo de su brazo izquierdo sosteniendo un libro y sus gestos al hablarle fueron fantásticos, geniales, como sólo Franciso Toledo los haría.
Corretéandolo le pedí una entrevista, logré se detuviera y sin dejarse de mover para recordarme que estaba incomodándole, el maestro Toledo gesticuló ante mi presentación.
Jugamos por instantes, porque ¿qué otra cosa podía hacer ante la sinceridad del alma de niño que Toledo deja aflorar sin tapujos? Le pedí un saludo para la cuenca y lo que me regaló fue un contunde diagnóstico de la sociedad tuxtepecana.
Y es que hace casi 20 años, en 1998, el último de la gestión de la administración del edil Alfredo Ahuja, el río Papaloapan escupió el grado de contaminación con que cerraba el siglo XX la segunda ciudad de importancia de Oaxaca. Miles de peces muertos flotaban en sus aguas señalando la deblace del río y que hoy, 19 años despúes, confirmamos, reafirmamos y contemplamos. La tragedia – menor que ahora – atrajo el interés de Franciso Toledo y acudió a la ciudad tropical alarmado haciendo empatía con lo que creyó seria la prioridad de los tuxtepecanos de aquella época para con su organización, sus medios y su estilo contribuir a que los pobladores salvarán su río. Y con más pena que gloria a casi 20 años al escuchar “Tuxtepec” el maestro nos muestra la imagen con la que se quedó ante un contunden resultado pues lo que pasó fue: NADA.
Asi que esa mañana obtuve las expresiones del maestro Toledo, el saludo a la cuenca, a los tuxtepecanos y el peso de la verguenza colectiva de que para el hombre defensor de tantas causas en Oaxaca le representemos un recuerdo amargo. Puede verlo para que me crea.
https://www.facebook.com/pg/tvbus.tv/videos/?ref=page_internal
La iguana que no pinta ni hace caras al mascar me dice que me fue bien, pero que si le hago una entrevista ella podría decir todo lo que Francisco Toeldo pensó pero nose calló por educación, por respeto, por que no se le dio la gana decirlo o porque andaba con prisas. La miro y no comprendo el por qué eleva sus ojos al cielo como implorando a saber qué cosa.

Publicidad

 

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Escribe tu comentario

Inline
Inline