Home » Opinión » Masca la iguana/”El costeño”: un padre con chiste

Masca la iguana/”El costeño”: un padre con chiste

Masca la Iguana

– Arrancó el carnaval en Tuxtepec con la enseñanza del cómico.

Cuando dirijo, hago de padre; cuando escribo, hago de hombre; cuando actúo, hago el idiota. – Jerry Lewis (1926-?) Actor cómico estadounidense.

Publicidad

 

Publicidad

Luis Fernando Paredes Porras

El costeño llegó a pendejearnos a los habitantes y visitantes de Tuxtepec en la primera noche de carnaval 2017, lo hizo en colorido parque Juárez, con poca asistencia de acuerdo a las expectativas generadas por lo que sería “un carnaval cercano a la gente” y dada esa cercanía e intimidad el cómico acapulqueño nos soltó un par de verdades.

Me gusta su humor, es la primera vez que lo veo en vivo pero no así en la redes donde con frecuencia busco sus presentaciones y no es porque se haga acompañar de una iguana, no, sino porque nos pendejea, nos deja contentos y me hace reflexionar sobre la verdad de sus chistes, es decir, nos presenta la vida como un gran chiste y ¡ay de aquel que no se ría!
Dos cosas no le había escuchado: cantar salsa y hablar de su hija. Con eso me quedo del espectáculo de la noche de ayer, uno porque me parece creativo el asunto de combinar su rutina de chistes con la cantada y el otro porque le dio una lección a su hija y a todos nosotros, o al menos a mí.

Invitó a la adolescente a interpretar una de las canciones del disco que promociona, él y sus dos cantantes que le acompañan hicieron los coros a la muchacha que se desplazó en el escenario con la actitud que al final del espectáculo describiera su padre: aunque no lo crean, es muy tímida.
Cuando terminó la interpretación la muchacha el costeño caminó sobre el escenario alargado con madera alejándose de su hija que se quedó sobre el escenario principal como buscando pasar desapercibida entre los dos cantantes y dijo palabras más o menos, que él “habla con ella y le da gusto que quiera dedicarse a eso de la cantada, pero que no es sencillo, que tiene que chingarle y ganarse al público, porque este- y nos señaló a los ahí reunidos – este es mío, el que me he ganado con 20 años de carrera y yo se lo prestó un ratito, pero ella tiene que ganarse el suyo”.

Cuando me percaté de que Tuxtepec estaba siendo el lugar donde un padre daba lección a su hija – como seguramente lo hace en otras plazas – me emocioné porque nos propuso que el chiste de ser padre es eso, cobijar, impulsar, acompañar a los hijos – que son prestados- , procurar formales el carácter, que dicho sea de paso, es un arte como lo es un chiste bien contado.

Dice la iguana que le preste más atención en sus sueños dehacer algo para devolverle la dignidad a su arroyo Moctezuma, donde cientos de casas tuxtepecanas arrojan los drenajes que van a parar aún al río Papaloapan, que por cierto, tanto el arroyo como el río también son prestados. La miro y me doy cuenta que me presta su atención, que ha dejado de ser tímida y que el que viva entre mierda con el beneplácito de todos es, por desgracia, como un chiste mal contado de un espectáculo parricida.

 

Publicidad

Comentarios

Escribe tu comentario

Inline
Inline