A más de 50 años, desplazados por la presa “Cerro de Oro”; invisibles para el gobierno

-Siguen con problemas de vivienda, falta de apoyos productivos y agobiados por la seguridad y falta de servicios: Santos Marcial Lucas.

Sergio Vázquez Herrera

Tuxtepec, Oaxaca.- A más de 50 años de que fueron desplazados de sus pueblos por la construcción de la presa “Cerro de Oro”, quienes fueron afectados o sus descendientes parecieran ser “invisibles para las autoridades gubernamentales”, se encuentran con problemas de vivienda, carentes de apoyos productivos y agobiados por la inseguridad y falta de servicios en los pueblos en los que fueron reubicados, tanto en el estado de Oaxaca como en Veracruz.

Santos Marcial Lucas, Presidente de la Comisión Promotora de Asuntos de Pueblos Originarios de Tuxtepec, mencionó que los más de 26 mil campesinos de 37 ejidos chinantecos fueron desplazados de sus tierras en donde cultivaban maíz, frijol, chile, tabaco, entre otros productos, pero hasta este momento no han recibido en su totalidad la indemnización que les prometió el gobierno por dejar sus lugares de origen.

Sostuvo que hoy, los desplazados que sobreviven o descendientes de los que ya perecieron siguen en el abandono, tienen problemas de vivienda, no reciben los apoyos productivos de los programas del gobierno y es ahí en donde la Comisión Promotora de Asuntos de Pueblos Originarios de Tuxtepec, coadyuvará realizando gestiones para que puedan salir adelante y llevar una mejor vida.

Abundó que la anunciada reducción de los presupuestos del gobierno federal, impactará de manera importante en la vida de los pueblos, no sólo de los desplazados que fueron reacomodados en los estados de Oaxaca y Veracruz, sino a todos los mexicanos ya que los programas sociales se acortarán al igual que los proyectos productivos y económicos y no habrá como responder a esta situación.

Expuso que los recursos de los programas que destina el gobierno, son insuficientes para cubrir el rezago que existe en el país.

Recordó que a los núcleos agrarios reubicados en los estados mencionados, les prometieron tierras de primera, caminos, infraestructura y el pago de sus tierras, cosas que no fueron cumplidas en su cabalidad.

Afirmó que la lucha de los desplazados continúa, exigen justicia, que las autoridades estatales de Oaxaca y Veracruz, que el gobierno Federal los vea, piden dejar de ser “invisibles” y entrar en la vida del desarrollo y progreso en las comunidades a las que llegaron no por que quisieran, sino obligados por el gobierno.


Este espacio es para ti, anúnciate con nosotros.

Comentarios

Escribe tu comentario