Usuario: Password:
Registrarse | Recordar Password
This text will be replaced
NOTICIAS - OPINI�N
Hablemos del petróleo mexicano
CONVERGENCIAS Y DIVERGENCIAS
Benjamín Robles Montoya
9:56 30/09/2008
El lunes 22 de septiembre Pemex presentó su informe mensual denominado “Indicadores Petroleros Enero-Agosto 2008” que, para no variar, fue difundido muy al estilo de las televisoras nacionales; es decir, con un sesgo que buscó crear en el televidente la idea de que se le haría un bien a México si la industria petrolera fuese entregada al sector privado internacional.

Dicha versión torcida se limita a subrayar que de enero a agosto de 2008 la exportación de crudo mexicano cayó 19%; que en igual periodo la producción de petróleo descendió 9.2%; que la extracción en Cantarell resultó 29.2% menor a la registrada en el mismo período de 2007; que durante agosto pasado la producción en esta zona se situó por debajo del millón de barriles por primera vez desde 1995, y así por el estilo. Es como si estuviéramos a la puerta del desastre, como si la única luz al final del túnel se estuviese perdiendo. Sin embargo, si se analizan correctamente las cifras contenidas en dichos Indicadores, entonces se ratifica lo dicho en infinidad de ocasiones: Pemex es una gran empresa, con un enorme potencial, a pesar de que el gobierno trabaja afanosamente como buscando hundirla.

Pues bien, sí, efectivamente ha caído el volumen de exportación, algo que no debe alegrar a nadie; sí, efectivamente, ha descendido la producción petrolera, lo cual es preocupante; sí, efectivamente, se ha reducido el potencial de Cantarell, pero a pesar de todo, las arcas nacionales han captado alrededor de 16 MIL MILLONES DE DÓLARES ADICIONALES A LOS ORIGINALMENTE ESTIMADOS EN LOS CRITERIOS GENERALES DE POLÍTICA ECONÓMICA PARA 2008, y cerca de 15 mil millones de más si se considera el “ajuste” al alza del precio promedio del barril mexicano de exportación autorizado por el Congreso para el mismo ejercicio. En total, con todo y la reducción en el volumen de exportación Pemex captó de enero a agosto de este año 34 mil 831 millones de dólares por las ventas de crudo en el extranjero. Si se mantiene ese ritmo, al cierre del presente año ese monto se incrementaría a 52 mil millones de billetes verdes, 73% más que el monto estimado en el documento de ingresos aprobado en el congreso.

Entonces, ¿Es rentable o no para el país contar con semejante fuente de ingresos? ¿Acaso no es evidente el malsano propósito del gobierno al tratar de rematar Pemex al mejor postor? ¿De dónde pensaba el gobierno obtener semejante cantidad de dinero extra si se niega a modificar los regímenes impositivos preferenciales, tal y cómo en reiteradas ocasiones se lo ha recomendado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con el fin de mejorar la recaudación y darle “aire” a Pemex para que pueda modernizarse?
Lo realmente dramático de todo esto es que a pesar de esta enorme cantidad extra de dólares, que supera por mucho tanto la estimación de los Criterios Generales como del Congreso, la Secretaría de Hacienda no quita el dedo del renglón: se queda con todo, mantiene la política de asfixia en contra de las finanzas de Pemex y por ninguna parte se ve la inversión en exploración para reponer reservas, en la construcción de refinerías o en cualquier otra decisión que oxigene a la paraestatal.

En el documento de los Criterios Generales de Política Económica para 2008 el gobierno estimó un volumen de exportación de un millón 678 mil barriles diarios, con un precio promedio anual de 46.6 dólares, lo que de cumplirse hubiera implicado la captación de poco más de 19 mil millones de dólares de enero a agosto. En la realidad, afortunadamente, no se cumplieron dichas estimaciones: el volumen exportado cayó 14.2%, pero el precio de la mezcla se incrementó 113.33%, de tal suerte que el ingreso por el concepto descrito se aproximó a 35 mil millones, alrededor de 84% por arriba de lo que en dicho documento se proyectó con mayor envío de crudo al extranjero.

Como si estas cifras no bastaran por si solas para darnos cuenta que es indudable la viabilidad financiera de Pemex y el enorme beneficio que le brinda al país, tristemente parecería que somos el único país que navega a contracorriente en materia energética, ¿De qué tamaño debe ser el compromiso adquirido para ser los únicos que estamos comprometiendo el futuro de nuestros energéticos, aún a costa de una verdadera traición a la patria? Veamos el porqué de esta afirmación.

El gobierno federal ignora las nuevas corrientes históricas que fluyen y arrecian en materia energética en todo el planeta. El balance geoenergético del poder se ha desplazado en forma dramática a favor de las empresas estatales. La participación de las reservas mundiales de petróleo controladas por las grandes transnacionales petroleras occidentales se ha desplomado a menos del 10%, comparado con el 70% que tenían en 1978. Las reservas mundiales del petróleo están dominadas cada vez más por las compañías petroleras estatales controladas por los gobiernos en grandes países productores como Arabia Saudita, Rusia, Irán y Venezuela. Estos grupos controlan alrededor del 90% de las reservas mundiales.

Las reservas en países como EU y Gran Bretaña se han agotado abruptamente mientras que el nacionalismo de los recursos ha llevado a los gobiernos en las otras regiones productoras a nacionalizar sus activos petroleros, a adoptar nuevos acuerdos compartidos o a expulsar a todas las transnacionales occidentales.

La cinco compañías petroleras privadas más grandes: ExxonMobil, Shell, BP, ChevronTexaco y Total, suman entre todas ellas el equivalente a aproximadamente el 10% de las reservas mundiales. ExxonMobil posee reservas estimadas en 11 mil 800 millones de barriles de petróleo. La británica BP ostenta 9 mil 800 millones, pero tales cifras sin ínfimas en comparación con algunas de las grandes empresas estatales. Aramco, la productora estatal de Arabia Saudita, clama poseer 264 mil millones de barriles, casi la cuarta parte de las reservas globales. Aramco posee 27 y 23 veces más reservas que BP y ExxonMobil respectivamente. La parte que le pertenece a nuestro país en las profundidades del Golfo de México, considerando que fueran ciertas las cifras de la Secretaría de Energía, tendrían 10 y 8.5 veces más reservas que BP y ExxonMobil respectivamente.

Pero por si los datos anteriores no bastaran agreguemos que el petróleo controlado por las compañías estatales es más barato y sencillo de producir. El petróleo saudita en promedio cuesta solamente 2 dólares el barril para su producción, comparado con el petróleo de Canadá, que tiene un costo de 26 dólares el barril. El costo del petróleo mexicano en promedio oscila entre los 4 y los 5 dólares el barril.

El petróleo es poder: hoy los países se definen y dividen entre quienes poseen oro negro y quienes carecen de él. Para México, en particular, la posesión estatal de sus hidrocarburos le confiere una ventaja estratégica para verdaderamente poder llevar al país a mejores niveles de desarrollo humano y generación de riqueza.

Invito a todos mis lectores a que se informen y lean la “Propuesta Energética del Frente Amplio Progresista”, así como el documento “Programa de Acción Inmediata para el Fortalecimiento de Petróleos Mexicanos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2009”, ambos disponibles en la página de Internet www.amlo.org.mx/reformapemex. No permitamos que nos roben el petróleo, ni que se comprometa el futuro de México, infórmese y comuníquelo a sus seres queridos y amigos.



Compartir esto
 
 
 
 
Inicio | Cuenca | Estatal | Deportes | Policiaca | Sociales | Opinión | Mochila al Hombro
Videoteca | Galerías | Audios | En Vivo | Blog's | Libro de Visitas | Contacto

TvBus.Tv, es un producto de ERSAMULTIMEDIOS. D:R: México MMVIII
Diseño Web: Modulor2k